6 abr. 2009

Zaguán Nº1 (abril/2009)

Posted in by Zaguán | Edit
Las ilustraciones de este número pertenecen a Iván Wicky.




Sabor


Lo único cierto
es el testimonio de las cosas.
Las casualidades
desamparos
son islas
prioridades
fuera de uno
y calmar esta sed
por lo que no sucede
no es cosa pequeña
ni empresa temeraria.


Poemática

Yo se que en mi
un aire contrario
no hace la diferencia
ni alcanza.

No hay una promesa previa
sino un trabajo.
Una dignidad recuperándose.


Ceferino Lisboa
ceferinolisboa@hotmail.com




Gary

Cuando Gary murió mi hermana llevaba días en coma tres. Leí la noticia en la sala de espera de la clínica Romagosa, como se leen los resultados de la quiniela cuando uno no apostó. Mi enajenación con respecto al mundo y sus aconteceres era absoluta por aquellos días. Gary era Edgar Fuentes, la voz que mejor interpreta uno de los principales temas del cuarteto: Elizabeth. 10 años atrás se había ido de TruLaLá para ser solista, y mal no le iba. Con él se había ido el Negro José. De apellido Moyano, cantaba los temas bailables. A mi hermana se la llevó por delante un ciclomotor. Cuando cayó, el impacto fue en pleno cráneo -debe ser porque tiene el cerebro grande. Un día junté varias canciones de cuarteto y me apersoné en las oficinas que Gary tenía en el subsuelo de Olmos 20 (¿o era en el subsuelo de la Galería Cinerama?). En realidad, el plural en la palabra oficina está de más. Era una sola, tabicada. En las paredes había afiches del cantante y de otros grupos. Comentaban de un pueblo donde le habían cortado la luz del club para no dejarlos actuar. Más que aire de música se respiraba un viento de guerra. Comentaban otros, porque Gary no estaba. Yo, a las canciones de cuarteto las escribía como cartas. En prosa, ocupaban todos los renglones de un cuaderno Gloria de tapa naranja. Lo primero que José Moyano me dijo es que las canciones son poesía, por lo tanto, se escriben en verso. Después las tarareó, estribillo incluido y dijo las palabras que había ido a buscar: “están buenas”. Quedamos en juntarnos otra vez para que él les pusiera música. Nunca volví. Me bastaba saber que, perseverancia mediante, podía mi nombre quedar impreso como el autor de un tema cantado por Gary. Pero la perseverancia, para mí, está reñida con el talento. De a poco Gary se estaba volviendo místico. Entre canción y canción le gustaba hablar, - una especie de Facundo Cabral bailarín y edulcorado -, parado sobre el escenario del Súper Deportivo. A finales del séptimo día mi hermana pasó de coma tres a terapia intensiva. Los días, de a poco, volvieron a tener música. De la música, se sabe, hace Dios las sonrisas. Yo dejé de ir a rezar al Paseo Sobremonte. A veces, cuando la casa está sola y estoy solo en la casa, pongo al mangazo Elizabeth, y la buena luz de los tiempos idos cae sobre mi calva, me bendice. Como cuando la Candela lloraba en mis brazos, en la escalera de la clínica Romagosa.


Lucas Tejerina
belvil1@hotmail.com

cuartetobolche.blogspot.com





Muerte súbita

Parpadeo para ver tu flor,
abierta como capullo al mediodía.
Uno mi abismo de deseo,
laberinto secreto, para descubrir el fondo,
allano el camino.

Agonizo en tu lengua,
gastando las últimas perlas,
obstinado en vos, en cambiar sin saberlo.
Sembraba en tu cuerpo,
tomabas del mio
incienso blanco
nata del cielo.
Arrullo infinito.

Canjeabas besos por sueños,
insistías segundos;
nada más.
Trepabas las calles,
incendiabas mi vientre,
ardían tus piernas.

Centímetros afuera olvidaba el mundo,
imperaba tu gobierno.
Nadabas en savia,
torcías la muerte,
intentaba un olvido,
arrastrabas mi vida.


Alexis Comamala
alexiscomamala@yahoo.com.ar





Dislexia terabéutica

Formas de apandonar la bena
de dejar al lado de la cama
los zabatos llenos de parro
llenos de parro de caminar todo el buto día
Maneras bara desvestirnos
maneras de parrer la pasura de las calles
maneras de dar vuelta el tacho
de que desabarezca toda la bodredumpre
que inunda la vereda
Formas de reírnos de la buta vida
formas de haplar y de decir
formas de invertir la vida
que son la forma de invertir en la vida
Maneras de levantar el supánimo
maneras de supvertirlo todo
maneras de aprazarnos al mundo
sin brisa de orgasmo
Formas de boder oír
formas de escuchar al supconsciente
formas de boder ver ponita
la voluple vida a nuestros bies
Formas como
letras que hacen la vertical
que se cuelgan del techo
y secan de broplemas
nuestra benosa existencia
Tan sólo una
tan sólo una de ellas
es la dislexia
la dislexia
la dislexia terapéutica


Modernidad que Liquida


Yo compro
él trabaja
tú compras
ellos trabajan
Nosotros, compramos
Yo visto corbata roja

tú vistes camisa beige
él viste saco azul
Nosotros, vestimos
Yo veo, Discovery Channel

tú ves, The Big Brother
él ve, ci en en
We, watch, Ti Vi
Yo fumo Phillip

él fuma fass
otú fumas smog
Nosotros, respiramos
la brumaque elijamos
Yo manejo un VW

tu manejas un BMW
él maneja un Corsa
nosotros conducimos
vosotros conducís
Ellos, construyen
rutas, autopistas, calles, andariveles
y etiquetas
para Todos


Hernán Morero
hernanmorero@gmail.com

crimeth-inc.blogspot.com





Vidrio

Se levanta perturbada. Limpia las ventanas.
Esmero en cada movimiento. Lo mejor de sí en cada movimiento.
Movimientos circulares circulan formando circunvalaciones, circunvoluciones.
La ventana del living. El desafío.
Ventana pared, divide interior / exterior.
Hoy no duerme. Hoy el sol no espera.
Cada vez más sucia, la ventana.
Diarios, papeles, trapos, ropa.
Aparece el sol que descubre imperfecciones.
Veta tras veta el sol denuncia huellas.
Seca vetas secas. El sol que denuncia las marcas,
las huellas que deja lo peor de ella.
Intentos violentos de la mano que no llega.
Presiona sobre el vidrio el peso de su mano que ya es cuerpo que intenta
intenta y ya no limpia sino raya.
La mano purificadora que todo lo raya, raya.
Y el vidrio resiste a sus pesadas huellas.
Lucha de la mano cuerpo y del vidrio espeso.
Vidrio que espera, la espera a ella a que esté toda toda sobre él.
Cuando la tiene ahí, entre adentro y afuera, reposada en sus huellas,
el vidrio que cede y la deja.
La estrella.


Sofía Ferrero
sofiaferrero@hotmail.com

sofiabari.blogspot.com




Amanecer con la mano amada que se enreda en mi cintura
todo lo demás
una enorme mentira.

*

Huelo tu semen
un sorbo de aliento mudo
mis labios se humedecen
mis pezones irrumpen la paz de mis mesetas
disimulo
respiración recortada
latidos de urgencia
me acerco a vos
te saludo
y distraídamente menciono
que un paciente me regaló
dos entradas de cine.


Leila Tarcetti
garabatalei@gmail.com





Estados de consciencia
(alcoholismo de palabras)

mi piel desmorona silencios
¡arde, arde!
una vendimia altanera protesta
se queja entre mis entrañas

quiero vino

aplacar con esa tinta
la sed escrita en mis huesos
quiero vino

hay poemas muriendo
en el tránsito de mis venas
la pluma jadea con nostalgia
aromas de malbec aprietan la memoria

olvidarme
transfundir la prosa
a ese cuaderno que palpita
antes que coagule
antes que mi corazón se haga piedra
y no perdone

quiero vino, mi amigo
quiero vino.


Francisco José Malvárez
sacanueces@gmail.com




La olvidada

Ella se lavó los pies y la cara,
partió lento a la ausencia.

Como en todo lo tocante a las
emociones violentas, ya había
llorado lo suficiente como para no
tener reservas,
en sus ojos rojizos, en su boca de seda.

Del desengaño se vuelve,
de la tristeza se sale,
pero del olvido sabía,
ya nunca más se regresa.
Ella lavó su cara, y cerró su puerta.


Aguante de cochera

De vez en cuando me ahogo,
me despierto sofocada,
herida por un presentimiento mortífero.
De vez en cuando,
el frío me invade,
me pierdo en laberínticos temores.
De vez en cuando, amigos,
miro puntos fijos,
rompiendo espejados recuerdos en la mente
y quedo cansada, consumida.
Se acaba el aire, se apaga la vida.
Pero algo me dice que aguante,
Que soy la historia viviente de una cadena infinita,
que el sol saldrá brillante, que la luna estará llena;
entonces, en ese instante
me levanto y canto.


Papiro
psiquemia@hotmail.com




Tiempos modernos: Tríptico

Día de la asunción


El humo de la fábrica
sube al cielo,
refulgente.
Los rayos del sol no lo traspasan.

Incómodamente lúcido


Pinky, por qué decís que yo escapaba,
Si quien escapó…fuiste vos.

Un latigazo de luz
te deja ciego...
Y cuando volvés a la caverna,
el corazón se te parte
por tanto ciego que no quiere ver.
Duele esta sensibilidad que tiende puentes a la nada,
a lo remoto,
a lo pasado.
Duele esta virtualidad,
el Silencio,
el Olvido,
la Apatía.
¿Qué le pasa a tu corazón?
Acaso son monos o marcianos
Acaso naciste por error,
fuera de época...
Esta vibración profunda del alma
que te insufla y consume vida
es demasiado para uno solo.
Oh Pinky, no quería ser carne de cañón

Los que quedan

Excéntrico, estrambótico.
La parafernalia del pandemónium.
La piel del tigre,
rayas sin propósito.
Un remolino cromático.
Vértigo.
Un globo dodecaedro,
irregular.
Y estamos los viejos leones,
reyes del pasado y el silencio.


Leo Funes

epiprofania.blogspot.com



Oíd, mortales

¿Están por ahí todavía escondidas esas almas por debajo del olvido...?
¿qué viento las mueve cuando están quietas...?
¿dónde resuena el eco atrevido de la angustia?
Cuánto más tendrá que pasar para que vivan, para que se escuchen
y se vean junto a nosotros en las veredas,
cuántas lecciones, o cuántas historias, cuántos libros, cuántas películas
y cuantas personas en un televisor tendrán que recordarlo...
Están quedando todos esos resquicios de soledad por los rincones,
en los que habla un silencio, en los que calla un grito... y se están alejando, desesperadamente
se elevan, se esfuman y nadie sabe, nadie lo advierte, se están yendo rápido, sin ruido,
sin ceremonia, lejos, tan lejos, a un territorio que no tiene firmamento, a un espacio frágil,
triste, tan triste como fueron sus miradas cuando se dieron cuenta que habían perdido el sueño.

A ustedes chicos de Malvinas, siempre, siempre presentes.


Agatha Triste
laly_depp@hotmail.com






Al margen

Orilla de luz blanca
para apuñalar poema a medio concebir

para sacrificarlo antes de ser un niño de letras
que se llore toda la tragedia de vivir

para arrebatarlo del vientre impuro
de una madre mente que no lo desea.

Margen de luz blanca
vacío de ideas
yo te engendro un poema que nadie leerá.

*

Vuelvo

Yo tuve el flagelo del sol en la piel
la lluvia redentora sobre los párpados
Tuve el aire virgen de hombre
en las entrañas
la pedregosa utopía de un cerro inalienable

Tantas cosas que pudieron darme el equilibrio
Sin embargo soñé tu humo negro
tu agobiante resplandor
la verdad espinosa

y me importa nada el equilibrio
vuelvo encantado
a tus manos.

Gontzal Bustingorry
doble_faz@hotmail.com





La mierda en variedad

La mierda viene en colores
violeta, azul, rosa, marrón,
verde, celeste, y tambien,
puede venir de metal
y en distintos tamaños,
con motivos patrios.
Generalmente
se pone Rostro a la mierda
de próceres de mierda,
alguno que no es de mierda
lo imprimen lo mismo en la mierda
aunque nunca con valor muy alto.

Acá en la Argentina la mierda
tiene la cara de Roca, Sarmiento,
Rosas, Belgrano, San Martín y Mitre.
También viene de plástico la mierda,
En papeles sin cara,
acciones, títulos de propiedad, etc.
Los que tienen mucha mierda
Se dice que juntan la mierda
en pala.
A veces la mierda escasea,
por eso hay gente que la va a buscar
a países del primer sorete.
Acá vienen grandes grupos y bancos
del primer sorete, a robarse la mierda.
Por eso hay muchos que viven sin la mierda,
Pero en la mierda y para la mierda.

La mierda se guarda en caja fuerte,
O debajo del colchón, la mayoría
la lleva en el bolsillo o en carterita.

La mierda es un círculo vicioso,
Comer para producir más mierda.
Aunque a veces no comamos
U otras veces tengamos estreñimiento.

*

Lacónico

Quiero ser breve.

Enzombras Rojas
wangchankeint@hotmail.com


3 Comments


  1. Ajedrez en C�rdoba says:

    Hola. Los felicito por este espacio de expresión tan original y creativo. Yo, que no sé mas que pintar cuadros donde un perro parece un perro y una vaca una vaca, sinceramente admiro vuestros relatos tan audaces.

    15 de junio de 2009, 18:41

  2. la hija del fletero says:

    gracias por acercarte! saludos desde el zaguán.

    c.

    27 de junio de 2009, 11:04

  3. Anónimo

    hermoso, delicioso, recomendable, disfrutable, es este sitio, gracias por darle el lugar que se merece, me parece que ademas de su excelente contenido, porta un buen gusto excepcional
    realmente hace mucha falta sitios así
    un beso enorme y gracias por lo que hacesn
    francisco

    21 de agosto de 2009, 6:12

Leave a Comment

diga, nomá!